martes, 28 de octubre de 2008

EL QUE BUSCA ENCUENTRA.....JA.JA.JA

Este pasado agosto, paseaba por mi ciudad en busca del libro perdido.
Los hijos de la lluvia, de Torcuato Luca de Tena. Yo tenia ese libro, pero un día cometí la imprudencia de dejárselo a un "buen amigo", y como es lógico desapareció por arte de magia, y como todavía tengo el hueco en la biblioteca decidí volver a comprarlo.
Y por dios os digo que lo busque con ahinco, mas me fue imposible encontrarlo.
Ya de vuelta hacia casa, pase por una tienda de esas que venden aire acondicionado, y me decidí a entrar. ¿Porque no voy a tener yo aire acondicionado? me pregunte como un idiota, si si como un idiota,¿Por que me pregunto yo eso, si no se que contestarme?
Bueno en definitiva, la tienda estaba abarrotada, había transcurrido mas de tres cuartos de hora peninsular, y todos los que allí estábamos, sudábamos como cerdos (bueno, cada uno suda como lo que es). Pardiez, resultose, que no funcionaba el aire acondicionado. Tres segundos después la tienda estaba vacía, ¿como íbamos a comprar un aparato de aire, si el dueño en su casa tiene cuchara de palo?¿que garantía tendríamos de un individuo así?
Total que me fui a casa sin libro y sin aire, bueno la verdad es que pase por un chino y me compre un abanico con instrucciones, "para leer un rato, sabéis"

MORALEJA: Si queréis un libro, ir el domingo al mercado de San Antonio
El aire acondicionado comprarlo en invierno
Y las estufas en verano
Además os saldrá mas barato


J.G.Barbey

5 comentarios:

Javier dijo...

Vaya, cambiando los nombres creo que todos nos hemos visto en una situación similar. ¿Y que me dices de cuándo uno va a buscar una pieza de algo o para algo? O aquel tornillo o aquella pieza del coche que ya se ha dejado de hacer y te dan una alternativa que no funciona ...

Y el tema de las garantías. ¿Por qué se estropean las cosas días después de que venza la garantía?

En un día como el que describes te recomiendo que te tomes una cerveza fresquita en un bar con aire acondicionado leyendo el periódico que te suministra el bar ... ;-)

sandrita dijo...

Todas las cosas que pueden pasar por el hecho haber dejado un libro... Bueno, yo también he dejado libros que no me han devuelto...
Lo de ir al bar a tomarse una birra no es una mala opción. Jeje.

Lilou dijo...

Gracias por molestarte en visitar mi blog elcriticón :)

XDD esun icono que viene del messenger, si lo miras con la cabeza inclinada hacia la izquierda es una cara con los ojos cerrados (en forma de cruz) y una boca (D) que sonríe, jejeje

por otro lado no, no soy tan agresiva verbalmente por lo general, pero mi mente sí lo es (suelo ser muy educada con la gente normal xDD, los que nunca aparecen en mi blog, claro). Todo forma parte de una evolución que todavía no ha concluido, he de conseguir pasar de la agresividad de la juventud a la acidez cínica que es mi ideal xD

Yo nunca he dejado un libro a menos que sea una persona a la que voy a ver dia si y dia tambien o que a cambio me haya dejado algo justamente por eso... por ejemplo le deje a un amigo un libro si él me dejaba la PSP con un juego especifico.... y aun estamos por devolvernoslos.. xDDDD

saludos!!

Mito dijo...

Menos mal que ibas a buscar un libro, si llegas a ir a cobrar un prestamo de 30€ te quedas en pelotas o a lo peor acabas en la calle Entenza, jejejejeje No seas consumista y piensa en el medio ambiente y en la capa de ozono. Al final la mejor solución ha sido la más barata, como casi siempre. La próxima vez que quieras ir a por el libro, mejor vete al rompeolas a ver el mar.

Ana G. dijo...

jajajajja buenísimo!